Tumbet de patatas

INGREDIENTES

500 g de patatas
1 cebolla
2 tomates
1 berenjena
Aceite de oliva
1 diente de ajo picado
1 cucharada de perejil picado
Sal
 

PREPARACIÓN

El “Tumbet” es una clásica guarnición para platos de carne. Su coste es muy barato y es ideal para prepararla para grandes grupos de comensales.

Empezaremos esta receta pelando las cebollas y las patatas. Cortarlos en juliana las cebollas y panadera las patatas, es decir que las cortaremos, de forma transversal, a un grosor de 1.5 a 2 cm.

La cebolla requiere de una cocción a fuego muy lento, para que vaya perdiendo agua y quede muy bien rehogada. Deberemos ir removiéndola constantemente para que no se adhiera al fondo de la cazuela o sartén que estaremos utilizando.
Por su parte las patatas las pocharemos en una freidora a una temperatura de 140º.

Coceremos las patatas hasta que el centro estén blandas. Con esta cocción las patatas no deben de coger color marrón en el exterior.

Mientras realizamos las cocciones de la cebolla y de las patatas cortaremos de igual forma que la patata, el tomate.

Freiremos la berenjena en aceite bien caliente, bien salada y pasada por harina. Secaremos esta con papel absorbente después de freírla.

El tomate lo marcaremos en una sartén bien caliente y le daremos la vuelta pasados 3 minutos. Retiraremos el tomate de la sartén cuando hayan
transcurrido 3 minutos más.

Si la cebolla está bien rehogada y las patatas están pochadas, podemos realizar el siguiente proceso que será el saltearlas a lo pobre. En una sartén pondremos aceite de oliva, en cantidad moderada. Dejaremos que el aceite tome temperatura y cuando este empiece a humear, retiraremos la sartén

del fuego y añadiremos el ajo picado, la cebolla en juliana y el perejil picado.
Pondremos nuevamente la sartén en el fuego y removeremos el conjunto. Seguidamente añadiremos las tatas y los saltearemos, junto con el resto de
ingredientes. Por último salpimentaremos.

Retiraremos las patatas de la sartén y la dejaremos enfriar un poco para que sea mas fácil moldearlo.

Utilizaremos un molde o troquel, del tamaño que creamos (6 cm. de diámetro).
Lo rellenaremos de patatas salteadas a lo pobre intercalando entre capa y capa berenjenas y tomate a la plancha.

Podemos reservar estos moldes en el frigorífico y volverlos a calentar cuando sea necesario. No es conveniente utilizarlos más de 2 días de su elaboración.