Muslos de pollo rellenos


INGREDIENTES
(6 personas)

12 muslos de pollo hermosos
Un poco de harina
Sal
Pimienta
Aceite de oliva virgen extra
Para el relleno
½ puerro
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
300 g de champiñones
2 cucharadas soperas de paté de cerdo
1 cucharada de queso tipo philadelphia

Para la salsa:
2 zanahorias
2 tomates
1 cebolla
1 pizca de tomillo
1 pizca de pimienta
½ cucharadita de pimentón
75 g de vino
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
250 g de agua
 
 
PREPARACIÓN
 
1. Con un cuchillo no muy grande pero buen afilado ir deshuesando el pollo, pasando el cuchillo por alrededor del hueso como si lo estuviésemos pelando. Cortar un poco el muñón con un cuchillo afilado, y dejar la piel, que será lo que nos sirva para cerrar el muslo cosiéndolo. Si tenéis enchufe con el pollero igual os lo deshuesan.


El relleno:

1. Freír el puerro picado muy fino en una sartén con aceite de oliva virgen extra.

2. Quitar la primera capa al champiñón, como si lo estuvieramos pelando, y cortar un poco del pie. Trocearlos en trozos no muy grandes —tener en cuenta que luego se consume un poco—.

3. Añadir el paté y la cucharada de queso. Remover y retirar, para que quede jugoso el relleno.


Los muslos:

1. Coger el muslo entre las manos con la parte más gorda hacía arriba, rellenar con una cuchara de café. Con una aguja e hilo de algodón, coser la piel estirándola de los dos lados para que no se salga el relleno. Por un lado y por otro.

2. Ponerles un poco de sal y pimienta. Pasarlos por harina y dar unos golpecitos a cada muslo para echar la harina sobrante y que no se nos queme el aceite.

3. Poner en una sartén aceite de oliva virgen extra que cubra un poco menos de un 1/3 de los muslos.

4. Cuando esté caliente, bajarlo a fuego medio, e ir friendo con mimo los muslos para que queden dorados. Reservar.


La salsa:

Poner todos los ingredientes en crudo, menos el pimentón y el vino. Sofreír unos minutos.

Poner el pimentón y en seguida echar el vino Darle vueltas un minuto y echar el agua
Añadir los muslos. Dejar cocer unos 15 minutos.

Sacar los muslos. Quitar con una tijera los hilos que sobresalgan. Pasar la salsa por un pasapurés o en la batidora, y luego por un colador para que quede muy fina. ¡Ojo! Hay que probarla, y rectificar en el caso de que le haga falta una pizca más de sal o de pimienta. Os tiene que quedar una salsa espesa. Servirla como acompañamiento.


El acompañamiento:

1. Quitar la parte mas dura del tallo de los espárragos. Cocerlos al vapor durante unos minutos para que queden al dente.

2. Hacer unos hatillos con una tira de puerro pasada por agua hirviendo unos 10 segundos. Ponerlos a la plancha fuerte un minuto.