Albarín

La uva Albarín es una uva blanca, autóctona del norte de España. Se caracteriza por su rápida maduración, los aportes aromáticos, la capacidad de generar vinos con alto contenido alcohólico y de notable  longevidad. Se la conoce también como Raposo o Blanco Verdín.

        Esta uva ha estado en peligro de extinción, pero últimamente se están volviendo a realizar plantaciones por sus especiales características.

        La uva parece ser de origen asturiano, donde se considera la joya de las uvas de la región, debido principalmente a su gran adaptación a su clima y suelo durante muchos años. Esta especialmente adaptada a la producción en viñas situadas en altura, quizás por esto mismo, se haya extendido tanto su producción por Asturias.

        Es variedad recomendada en la Denominación de Origen Protegida Vino de Calidad de Cangas y en todo el Principado de Asturias, estando autorizada además en Cantabria y Castilla y León.

        La uva genera vinos con ph bajo o lo que es lo mismo acidez muy alta, lo que favorece la longevidad de sus vinos con garantías de calidad y frescura.

        Los vinos obtenidos suelen ser muy afrutados con un grado de alcohol elevado y una acidez alta. La graduación alcohólica elevada choca con las pocas horas de sol que tiene por estos lugares la uva, pero se justifica por la temprana maduración de la fruta que hace que tengan un elevado contenido de azucares.

          Los racimos tienen un tamaño medio, las bayas son elípticas de color amarillo verdoso, la pulpa no está coloreada y con sabores a moscatel.

        Aromas que produce: da aromas herbáceos, dulzones, con recuerdos a frutos blancos y hierbas de tocador.

        En boca se confirman las sensaciones olfativas apreciándose una acidez y grado alcohólico importante. Toma fácilmente las características del terreno y aparece con frecuencia la influencia y recuerdos de una importante mineralidad.

Fuentes: WIKIPEDIALa leyenda del paramoLa página de Bedri