Sin ticket de cambio

Después de ver todo lo que está pasando: diluvios, volcanes, manifestaciones inútiles, asesinatos sin sentido, nos demuestra la parte negativa del mundo en que vivimos.

Dejémonos de gilipolleces y seamos felices cada segundo de nuestra vida, que la vida es un regalo y no tiene ticket de cambio y puede pasar que llegues a tu final sin disfrutar todo lo que la vida te ha regalado.

Por eso vive, vive cada minuto…  porque mañana no sabes si tu cronómetro se va a parar y te vas a arrepentir de no disfrutar de tu mejor tu regalo:  TU VIDA. Así que a ser felices cada segundo ,que no sabemos si en el segundo siguiente se va a parar tu cronómetro.

Nieves Beltrán