Touriga Nacional

            Variedad tinta de origen incierto, posiblemente llevada a Portugal por los fenicios, pero por su implantación y adaptación se considera ya de origen portugués. Esta considerada como la variedad de tinta noble por excelencia en Portugal. Es la reina de las uvas portuguesas y por sus grandes cualidades está empezando a  despuntar fuera de sus fronteras, existiendo plantaciones en Europa, América (California y Chile), Sudáfrica y Australia.

           En Portugal se planta desde el Douro al Alentejo y es en la Región del DAO donde adquiere toda su plenitud.

            Esta variedad es de planta muy vigorosa, pero de muy bajos rendimientos. Racimos pequeños, con pedúnculo largo. Las bayas pequeñas, redondeadas o algo ovoides, de color negro azulado, hollejos de espesor medio  y tamaño poco uniforme.

            Se la conoce también como: Tourigão, Touriga Fêmea, Touriga Macho, Nacional, Preto Mortágua, Amaral y Azal Español.

           Variedad sensible a los cambios climáticos, soporta el calor y necesita sol. Suelen plantarse en laderas orientadas al sur. Se adapta bien a condiciones de estrés hídrico y se desarrolla mejor en suelos poco fértiles y de naturaleza pedregosa. No le favorece en nada las zonas húmedas en verano. No es particularmente sensible a las enfermedades típicas de la vid, como oídio, mildiú y botrytis, aunque se muestra algo susceptible a excoriosis.

         La uvas producen vinos intensos, muy aromáticas con alto contenido en tanino, con estructura y cuerpo. Se producen grandes vinos de Oporto partiendo de esta uva.

           Sabores y aromas que recuerdan frutas negras muy maduras. Da aromas a moras, romero, lavanda, hojas de pino y especialmente a violetas En boca resultan vinos suaves y equilibrados. Si la producción es baja, se obtienen vinos aún más finos y de larga vida. Esta uva en coupage aporta profundidad, volumen y longevidad al vino final.