Zalema

          La zalema es una uva blanca de la variedad vitis vinifera, todos los datos parecen indicar que es autóctona de Huelva, donde se encuentra la mayor parte de su producción. Se cultiva casi exclusivamente en Andalucia, especialmente en Huelva (DO Condado de Huelva) y Sevilla. Fuera de la Península Ibérica  es muy raro su cultivo, pues la planta necesita unas condiciones para crecer difícilmente obtenibles en otras latitudes. Tomo su importancia al vencer a la Filoxera en la plaga existente a principios del siglo XX. Actualmente ocupa la mayor parte de la producción de la DO Condado de Huelva. Se la conoce también como: Rebazo o Zalemo.

      Las plantas son rústicas y muy productivas, se desarrollan bien en suelos pobres y neutros, donde las heladas son muy raras, la época de desborre es mediana y el envero tardío. En estas condiciones, se pueden obtener unos rendimientos muy altos, lo que va en contra de su calidad. Los racimos son de tamaño mediano, muy compactos y de longitud del pedúnculo muy corto. Sus bayas son de tamaño uniforme y mediano, de forma aplanada, de muy difícil separación del pedicelo. Su piel es de color verde amarillento, de grosor mediano, su pulpa no esta pigmentada, es blanda y jugosa, con pepitas y sin sabores particulares.

              Los vinos que produce son poco alcohólicos, de color amarillo pálido, poco aromáticos, afrutados, con recuerdos herbáceos, de una acidez media alta y muy ligeros en boca, con un final algo amargo. Se suele emplear en vinos generosos, aunque no alcance la nobleza de la Palomino.   Actualmente se esta empezando su empleo para vinos jóvenes de acidez importante y poca graduación, por tanto agradables al paladar. Los vino se oxidan con bastante facilidad, por lo que no son muy aptos para crianza biológica. Se utiliza también para vinos secos tipo amontillados y se esta empezando a utilizar en espumosos.

Maridaje: Sepia, alcachofas con foie

Fuentes Wikipedia, Magrama, La página de Bedri y Aprende a catar vino