Alcauciles rellenos de la abuela Dolores

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 8 alcachofas
  • 300 gr de carne picada de ternera
  • 4 dientes de ajos
  • 1 cebolla
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Harina
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 puñado de guisantes, medio pimiento rojo y 1 zanahoria para la salsa
  • Limón
  • Sal, pimienta, laurel y perejil picado
  • Patatas pequeñas

 

PREPARACIÓN

  1. Se limpian bien las alcachofas de las hojas exteriores y la pelusilla del interior. Luego se frotan con limón para que no ennegrezcan.
  2. Pelar los cabos reservar. Se mantiene todo boca abajo en agua con limón mientras terminamos.
  3. Mezclar la carne picada con los ajos y el perejil muy picaditos, pan rallado, pimienta, sal y el huevo batido, como para hacer albóndigas. Se puede añadir un poquito de tocino de jamón picadito y queda más jugoso. Abrimos hueco en el centro de las alcachofas. Las rellenamos con la carne, bien apretado para que no se salga. Pasamos la parte superior de la alcachofa por huevo batido y harina y las freímos boca abajo en aceite para que se sellen y no se salga el relleno.
  4. En una cazuela ponemos las alcachofas e intercalamos las patatas peladas para que se asientes bien.  Añadimos la cebolla, pimiento, los cabos picados de las alcachofas y la zanahoria picada, con la hoja de laurel. Añadimos los guisantes, perejil, el zumo de medio limón y un buen chorretón de aceite de oliva y agua hasta casi cubrirlas, salpimentamos y dejamos cocer hasta que estén tiernas y la salsa haya reducido y espesado, moviendo a menudo la cazuela en vaivén.
  5. Normalmente serán necesarios entre 15 y 30 min. Si necesitas espesar la salsa al final ponemos una cucharada de pan rallado en la cazuela y movemos la cazuela para que ligue un poquito.

 

Nota

No hay que confundir a los alcauciles con las alcachofas. Las segundas se dan ya todo el año y se cultivan incluso en invernaderos. Su precio es mucho más bajo que los alcauciles pero su sabor y sus características culinarias no son las mismas y de ahí, también, la diferencia de precio. En los primeros días de la temporada los alcauciles pueden llegar a costar más de 6 euros, mientras que las alcachofas no llegan a 2 euros el kilo: “Lo que pasa después es que de los alcauciles se aprovecha mucho más, que de las alcachofas, que tienen la hoja más dura”.

Los alcauciles se comercializan especialmente en la provincia de Cádiz. Son muy apreciados en las plazas de Conil, Chiclana, Cádiz o Jerez, donde se han convertido en el protagonista principal de la cocina de Cuaresma. La antigua prohibición de la Iglesia de consumir carne durante esta época y especialmente los viernes, hizo que se desarrollara toda una gastronomía diferente.