Triángulos de queso camembert con nueces

INGREDIENTES
 

250 gramos de queso camembert
una cucharada de harina
un huevo
100 gramos de nueces picadas no molidas
30 gramos de margarina
100 gramos de queso fresco de untar
una cucharada de nata
50 gramos de mermelada de arándanos

 
PREPARACIÓN
 

Pelar muy finamente la corteza del camembert para que se pegue mejor la harina. Cortar el queso en triángulos y rebozarlos en una cucharada de harina. Sacudir el sobrante de harina.

Batir el huevo y poner las nueces picadas en un plato. Pasar el queso enharinado primero por el huevo y después por las nueces. Si no encuentra nueces picadas, las puede picar con un cuchillo afilado.

Derretir la mantequilla en una sartén antiadherente y freír brevemente los triángulos de camembert rebozados. Conviene no dejarlos demasiado tiempo para que el queso no de deshaga.

Escurrir sobre papel de cocina.

Mezclar el queso fresco, tipo San Millán o Philadelphia con la nata, batir bien y añadir la mermelada de arándanos.

Servir el queso con la salsa y baguette recién horneada.