Souflé de queso fresco

INGREDIENTES

– 250 gr. de queso fresco
– 5 claras
– 3 yemas
– 1 vaso de leche
– 2 cucharadas de harina de trigo
– 2 cucharadas de harina de maíz refinada
– 4 espárragos frescos
– mantequilla y harina (para los moldes)
– sal
 

PREPARACIÓN

Tamiza la harina de trigo y la harina de maíz refinada sobre un cuenco con ayuda de un colador. Añade la leche y bate con la varilla hasta que esté bien mezclado. Incorpora el queso cortado en dados y remueve con una varilla hasta obtener una crema homogénea. Sazona la crema, pásala a una cacerola y cocínala a fuego suave (sin dejar de batir) hasta que espese. Retírala del fuego y deja atemperar.

Cuando esté atemperada añade las 3 yemas y mezcla bien. Reserva.

Monta las claras a punto de nieve. Sazona. Añádelas a la crema y mezcla con suaves movimientos envolventes. Reserva.

Unta 4 moldes aptos para horno con mantequilla y espolvoréalos con harina.

Rellénalos con la crema (las ¾ partes), colócalos en una bandeja apta para horno y hornea (con el horno precalentado) a 175º C, durante 15-20 minutos.

Lava y pica finamente los espárragos. Sirve un molde en cada plato y espolvorea los soufflés con los espárragos picados.


Nota:

Si al romper un huevo, la clara aparece líquida en lugar de gelatinosa, es porque tiene más de un mes, y hay que desecharlo.