Frigiliana (Málaga)

Uno de los rincones más bellos de la comarca malagueña de La Axarquía –ese pequeño paraíso de almendros, olivos, viñas y casas de labor– es este pueblo blanco de paredes encaladas, calles estrechas y sinuosas de herencia morisca. Perderse por su casco antiguo es como hacer un viaje en el tiempo. No hay un pueblo blanco y andaluz con más encanto.

A los pies de la sierra de Almijara y asomado al Mediterráneo, Frigiliana es un pueblo bonito a rabiar, con un casco antiguo de los mejor conservados de la provincia de Málaga. Queda a solo 6 kilómetros de las playas de Nerja y, sin embargo, es un rincón idílico para escapar del bullicio costero, pues aquí lo único que se escucha es el murmullo de los vecinos que salen a charlar a las puertas de sus casas.

Mapa con todas la ubicaciones:
https://www.google.com/maps/d/edit?mid=15k5tr6W8MhRBBq9oVgRvUqb2gWW0LkA&usp=sharing

1. Cuesta del Apero

Una de las mejores cosas que hacer en Frigiliana es llegar a primera hora y dejar el coche en el parking gratuito de la parte alta de la Cuesta del Apero o si está lleno, en el parking de pago de la Plaza de las Tres Culturas.
Desde la parte alta de la preciosa calle empinada de Apero, con varios tramos de escaleras, tendrás unas bonitas vistas a la parte antigua del pueblo y además también podrás visitar la Casa del Apero, un edificio del siglo XVII que alberga la Oficina de Turismo, la Biblioteca Municipal y el Museo Arqueológico.

2. Palacio de los Condes de Frigiliana

Una vez llegues a la Plaza de las Tres Culturas por la Cuesta del Apero y veas el sorprendente teatro mecánico situado en un pequeño quiosco, te recomendamos subir hasta el Palacio de los Condes de Frigiliana, otro de los lugares que ver en Frigiliana más bonitos.
Este imponente edificio de estilo renacentista del siglo XVI, construido con materiales procedentes del castillo árabe y que pertenecîa a los condes de Frigiliana, alberga la única fábrica de miel de caña de toda europa y es conocido popularmente como «El Ingenio».
Merece la pena observar la fachada que tiene bonitos esgrafiados, un reloj de sol y hornacinas, para después de entrar en una preciosa tienda de artesanía donde podrás comprar algún souvenir de recuerdo como sus coloristas macetas.
Hay que tener en cuenta que los tarros que contienen la famosa miel de caña se pueden comprar en la mayoría de tiendas del pueblo, aunque son los mismos que se encuentran en centros comerciales como Mercadona, algo que según nuestro punto de vista, le ha quitado ese punto romántico de ser el único lugar en el que podías encontrar este apreciado oro negro.

3. Calle Real

Desde la zona del Palacio de los Condes de Frigiliana puedes adentrarte al casco antiguo, de origen morisco-mudéjar y otro de los lugares que visitar en Frigiliana más imprescindibles.
La ruta por el entramado de callejuelas empedradas del centro histórico empieza delante los Reales Pósitos, unos antiguos almacenes de cereales, de los que en la actualidad solo se conservan las arcadas de ladrillo rojo, para después subir un pequeño tramo de la Calle Real.
La Calle Real es la principal arteria comercial del pueblo y cruza todo su casco antiguo, declarado como Conjunto Histórico Artístico y uno de los mejor conservados de toda la provincia de Málaga.

4. Cruce Hernando el Darra, uno de los lugares que ver en Frigiliana

Una vez hayas recorrido un trozo de la Calle Real te encontrarás con una bifurcación con la Calle Hernando el Darra, dejando uno de los rincones que ver en Frigiliana más bonitos.
Este fotogénico lugar, carne de cañón para los instagrammers, te enamorará a primera vista por sus impolutas casas de fachadas blancas llenas de macetas de flores de vivos colores y un bonito escudo.
Nosotros recomendamos seguir el itinerario por la empinada Calle Hernando el Darra que te adentrará en la parte con más encanto del Barribarto, el barrio morisco de Frigiliana.

5. Miradores de Frigiliana

Otra de las mejores cosas que hacer en Frigiliana es subir por la calle Hernando el Darra hasta el Callejón del Peñón, que tiene alguno de los mejores miradores del pueblo.
La mejor perspectiva se encuentra en la zona del recomendado restaurante The Garden, en una empinada curva de escaleras que enlaza con la Calle Santo Cristo. Desde aquí, además de las fantásticas vistas al pueblo, podrás apreciar de cerca la arquitectura de las casas encaladas, con diferentes alturas adaptadas al terreno, y los adarves, unos accesos a las casas que no tienen entrada directa desde las calles, típicos de la época del Al-Ándalus.
Si dispones de tiempo y fuerzas puedes subir hasta las pocas ruinas del Castillo de Lizar, una antigua fortaleza musulmana desde la que tendrás unas increíbles vistas panorámicas del pueblo y todo su entorno.

6. Calles de Frigiliana

Al bajar de los miradores puedes continuar la ruta por las calles que ver en Frigiliana más bonitas como la de la Amargura, la Alta y la de Santa Teresa de Ávila, terminando enfrente de la escultura de Las Tres Culturas.
En estas calles con un magnífico empedrado en dos colores, formando dibujos geométricos y rodeadas de casas blancas y puertas de tonos azules, encontrarás varios mosaicos de cerámica en los que se cuentan parte de la historia de Frigiliana y multitud de detalles que embellecen aún más sus rincones con más encanto.
Una excelente forma de conocer la historia y no perderte nada importante de este pueblo es free tour gratis, considerado uno de los mejores free tours en Frigiliana, o este tour privado, especial para grupos.

7. Callejón El Garral

El Callejón El Garral, que se bifurca con el Callejón del Inquisidor y el Callejón de las Ánimas, es nuestro lugar favorito que visitar en Frigiliana.
En esta estrecha y pintoresca calle llena de macetas con plantas y varias terrazas de restaurantes en la parte baja, puedes hacerte una de las fotos más típicas del pueblo, bajando sus escaleras.
Al final de la calle encontrarás la Fuente de las Tres Culturas con tres caños, cada uno presidido por la cruz cristiana, la estrella de David judía y la media luna musulmana, que simbolizan la buena convivencia de estas tres culturas en el pueblo durante una parte de la Edad Media.

8. Fuente Vieja

La Fuente Vieja, construida en el siglo XVII por Don Íñigo Manrique de Lara, quinto Señor de Frigiliana y primer Conde de la Villa, es otro de los lugares que ver en Frigiliana imprescindibles.
Sus tres caños situados debajo del escudo de armas de los Condes de Frigiliana, se utilizaban tanto para abastecimiento de la población como de abrevadero para los animales.

9. Visitar la Iglesia de San Antonio de Padua, una de las cosas que hacer en Frigiliana

Otra de las mejores cosas que hacer en Frigiliana es volver a la Plaza de las Tres Culturas por la Calle Real parando en la Iglesia de San Antonio de Padua, el Ayuntamiento y el Torreón.
La iglesia, situada en una coqueta plaza, fue una antigua mezquita musulmana hasta que después de la reconquista fue transformada en iglesia de estilo renacentista.
A pocos metros de la iglesia se encuentra el Ayuntamiento del municipio y enfrente el Torreón, un precioso callejón donde se encontraba el pósito a mediados del siglo XVIII y en el que se descubrió una antigua vasija con la primera inscripción representando a las tres religiones.

10. Jardín Botánico de Santa Fiora

Para terminar de forma relajada esta lista de lugares que ver en Frigiliana imprescindibles nada mejor que un tranquilo paseo por el Jardín Botánico de Santa Fiora.
Este parque gratuito, situado en una ladera, nos muestra una serie de plantas que han sido utilizadas a lo largo de la historia por los locales, ya sea para la alimentación, para la fabricación de objetos o para remedios curativos, como el esparto, la caña de azúcar, los palmitos y otras más habituales como el tomillo, el romero y el orégano.
La ruta de Frigiliana en un día termina comiendo en alguno de los locales situados en la Plaza de las Tres Culturas como la Pizzería da Giuseppe o el Sal y Pimienta, ambos entre los restaurantes donde comer en Frigiliana más recomendados.

Cómo llegar a Frigiliana

Para llegar a Frigiliana puedes aterrizar en el aeropuerto de Málaga, situado a 50 minutos en coche y combinar esta visita, que te llevará medio día, con la cercana Nerja y su famosa cueva o con la pequeña aldea de El Acebuchal.
Si no dispones de coche, puedes coger un bus en dirección Nerja y desde allí otro autobús directo a Frigiliana o reservar esta cómoda excursión a Nerja, Frigiliana y El Acebuchal o este tour que incluye Frigiliana y las Cuevas de Nerja, ambas con guía en español.
Si estás alojado en Nerja y no quieres depender del transporte público puedes reservar esta excursión a Frigiliana de 6 horas y media.

Enlaces de interés

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s