Schieferkopf Silvaner 2017

Bodega: Domaine Schieferkopf
Año: 2017
Ubicación: Alemania > Franken
Categoría: Vino blanco
Precio: 11,50€

Uva: 100% Silvaner
Alcohol: 11,5%

Notas de cata:
Visual:
 Color amarillo pajizo, con ribete dorado pálido, limpio y brillante, aspecto aceitoso.
Olfato:
 Aromáticamente es un vino muy intenso, con aromas cítricos a limón, también aparecen aromas a granito y ligeros toques de heno.
Gusto: Entrada ligeramente abocada, con una marcada salinidad, es un vino de una acidez elevada y final amargo, presenta carbónico residual y es un vino con volumen en boca.

Puntuación:
86

Suelo:
Arcillo-calcáreo sobre caliza conchífera que data del período Triásico (entre 235 y 245 millones de años atrás).

Clima:
Semicontinental soleado, cálido y seco.

Cosecha:
Vendimia mecanizada por las mañanas.

Vinificación:
Prensado directo en prensa neumática. Desfangado estático por frío seguido de fermentación de depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada entre 16 y 20 ºC..

Envejecimiento:
Crianza durante 3 meses sobre sus lías finas en depósitos de acero inoxidable.

Bodega:
En el año 2009, el célebre vigneron del Ródano Michel Chapoutier, creador de uno de los vinos más top de Francia, L’Ermitage, se instaló en Alsacia con la ambición de crear grandes rieslings.

Michel Chapoutier adquirió 8 hectáreas de viñedos en la comuna de Bernardvillé, a pocos pasos de uno de los caminos de la Ruta de Santiago, sobre la única vena de esquisto azul de Alsacia. Pero no afrontó ese nuevo desafío solo, sino que se unió a cuatro amigos apasionados del vino. Hubo que esperar hasta el año 2011 para descubrir las primeras botellas de Domaine Schieferkopf. La mayoría de sus vinos son de uva Riesling y todos ellos proceden de una meticulosa selección parcelaria. No obstante, Michel Chapoutier también cultiva las uvas Sylvaner y Gerwürztraminer.
Las pocas hectáreas de viñedo ecológico de Chapoutier en los alrededores de Bernardvillé se ubican en los terrernos más elevados de la zona, a unos 350 metros de altitud.

En el año 2015, Schieferkpof salió a la conquista de más terruños excepcionales y fue del otro lado del Rin, en Alemania, donde la bodega hizo grandes descubrimientos, como los grand crus de Baden con su terruño granítico; el viñedo de Franken, donde se cultiva la uva Sylvaner; y el de Pfalz, cuyo subsuelo calcáreo revela la singularidad de la Gewürztraminer.

Granito, piedra caliza, arcilla, esquisto, arenisca… Terruños originales que ofrecen vinos minerales y profundos.

Observaciones:
Lleva tapón de rosca, pero a pesar o por virtud de esto, el vino se encuentra poco evolucionado.

Fecha y lugar de cata:
24/11/2021
Curso de Cata

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s